Se espera que para el año 2017, la energía eólica sea la mayor fuente de suministro de nuestro país alcanzando un 38% y superando así el 22% que se genera actualmente.

Este tipo de energía que necesita de la fuerza del viento para generar electricidad utilizando “molinos de viento” comenzó a desarrollarse en Uruguay hace aproximadamente una década. En ese plazo ha logrado no solo ser uno de los países latinoamericanos con mayor generación de este tipo de energía sino que también ser uno de los líderes a nivel mundial.

De acuerdo a la Revista Eólica y del Vehículo Eléctrico REVE, la energía eólica, además de respetar el medio ambiente, tiene bajos costos de producción. Si bien requiere de una fuerte inversión inicial de capital, una vez en marcha la producción es independiente de la gestión humana. Además, los costos operativos son bajos. Si sopla el viento, se genera energía. No requiere personal dentro de los parques. Lo único que hace falta son generadores, cuyo costo de mantenimiento es bajo.

Asimismo, el ingeniero Francis Raquet, gerente comercial de Ventus, empresa de energía eólica de Uruguay, comentó a la agencia de noticias Sputnik que “Uruguay tiene más energía de la que necesita y está buscando venderla, para lo cual se está avanzando con Brasil y Argentina para colocar el excedente de energía allí”

Actualmente, en el departamento de Flores, en la zona de Ahogados, se han iniciado obras para la instalación de otro Parque Eólico, el “Dr. José Arias”. Según la página de UTE, el Parque tendrá una potencia instalada de 70 megavatios cuya producción efectiva se volcará íntegramente al sistema eléctrico nacional. El comienzo de operación está previsto para julio de 2017.
La iniciativa se suma más de una veintena de proyectos de parques privados en etapa de autorización o ya en obra, además de los proyectos en que participa UTE, tanto parques propios como mediante leasing con operadores privados.

Afortunadamente Uruguay no está solo en este recorrido y otros países de América Latina también han incorporado este tipo de energías alternativas.

Uno de los ejemplos es México donde se proyecta que en 2018, Yucatán sea el mayor productor de energía renovable del país generando el 32% de la energía que consume la península. Para esto se pretenden instalar 16 parques eólicos y plantas fotovoltaicas.

Por su parte, Costa Rica ya abastece toda su demanda eléctrica usando solo energías renovables. En ese país, la principal fuente de energía es la hidráulica (75.53%). La energía eólica comprende 9.81 % pero se le suma la Geotermia, la Biomasa y la energía solar.

No hay comentarios

Dejar respuesta